diastasis,  experiencias,  operación estética

Confesiones

Hoy es festivo aquí en Curacao, es el día del rey y, como no, el colegio de mis hijos aprovecha y se coge una semana entera de vacaciones, de jueves a miércoles. OMG!

Y para colmo Paula lleva unos dias pachuca con fiebre y mocos, así que he estado un poco aislada del mundo exterior y me han entrado ganas de escribir este post.

Como ya sabéis me realicé una operación para eliminar la diástasis abdominal y, ya que estaba, me hice una liposucción de cintura, espalda y “cartucheras”

lipo

Ya han pasado 3 meses de la operación y cada día me siento mejor! El cambio es espectacular, pero no solo físicamente sino también a nivel emocional.

Debo reconocer que aprovecho cualquier momento para mirarme al espejo o a cualquier superficie en la que me pueda ver reflejada, y si, los que pensáis que me he vuelto una presumida tenéis razón. Ahora disfruto de vestirme, de comprarme ropa e incluso de maquillarme casi a diario, cosa que antes no hacia por pereza. Y lo hago para mi, no para los demás.

maquillarse

Y aquí viene cuando me confieso y os digo de corazón que la operación me ha cambiado como persona, aún sabiendo que muchos me van a criticar.

No sabía hasta ahora lo que podía influir tener una barriga como la que tenía (y no es de los peores casos que he visto). Esa barriga era el resultado de haber dado la vida a mis dos maravillosos hijos, y no los cambiaría por nada del mundo, son lo mejor que he hecho, pero el resultado, en mi caso, fue sufrir una diastasis de entre 4 y 5 centímetros, hernia umbilical de 3 centímetros y la piel de esa zona totalmente rota.  Y da mucha pena, con 34 años, mirarte al espejo y no reconocerte, no sentirte bonita e incluso esconderte de tu marido porque te da vergüenza.

Yo se que hay que quererse a uno mismo por encima de todo y que todos tenemos defectos, pero si hay alguna posibilidad de mejorar ¿por qué no hacerlo? Yo me quiero, y mucho! Siempre he sido una persona feliz y enérgica, pero durante 5 años viví escondida detrás de ropa ancha, disimulando a todas horas. Y eso que no llegaba a los 55 kilos de peso.

Conocer el grupo de Facebook “Luchando contra la diástasis” y ver tantos casos de chicas que sufrían igual que yo y que no les daban una solución, como decirlo, “barata”, me ayudó a darme cuenta de lo importante que es sentirse bien con uno mismo y con su cuerpo. Así que vi la oportunidad y el momento y me lancé a ello. En España no habría podido hacerlo, pero aquí en Curacao tenemos una mejor calidad de vida y nos lo podíamos permitir.

No voy a decir que haya sido un camino de rosas porque la recuperación es dura, y tres meses después sigo usando faja y tengo algún que otro dolor o molestia, sigo notando como me tira la costura interna de los rectos y aún estoy inflamada, pero todo se olvida cuando me subo la camiseta jiji.

Por supuesto, otro que ha disfrutado del resultado es mi marido jejeje, él se da cuenta del cambio que he hecho en mi forma de ser y le encanta ver lo feliz que estoy. Lo que no le gusta es mi “comprera” contínua. Ahora quiero sólo cosas estrechas y ceñidas que marquen bien mi nueva figura y claro, eso es un cambio de armario completo.

Supongo que esta obsesión por ir apretada dura unos meses y luego volveré a querer vestir normal, pero tengo que recuperar los cinco años perdidos de bodies y bikinis. Ya os contaré 😉

Y por último, aquí os dejo las fotos hasta el momento para que veáis la evolución.

Antes
Antes
15 dias despues
15 días después
1 mes despues
1 mes después
2 meses después
2 meses después
3 meses despues
3 meses después

Conclusión de la chapa que os he metido; no importa lo que os digan los demás, uno mismo debe verse bien y aceptarse, pero si tenéis algún complejo que también deriva en una condición física que no es la adecuada (por ejemplo, la diastasis provoca estreñimiento, dolor de espalda y molestias digan lo que digan los médicos) y tenéis la posibilidad de corregirla y hacer que os sintais mejor con vosotros mismos, pues adelante.

Si alguien te critica porque te vas a operar y te vas a gastar un dinero en una “operación estética”, es porque siente envidia y así lo expresamos los seres humanos. Como yo no puedo hacerlo, pues lo critico. A palabras necias oídos sordos.

Yo os confirmo que mis dolores de lumbares y mi estreñimiento han mejorado, por no decir, desaparecido, y eso es gracias a tener los músculos abdominales en su sitio y bien colocados.

La pena es que los médicos, al menos en España, no quieran reconocer la diastasis como una afección física la cual se debe operar por la seguridad social, porque conlleva a muchos problemas físicos.

Según la página Cuídateplus:

Consecuencias de la diástasis

La separación de los músculos del abdomen provoca consecuencias que pueden llegar a ser perjudiciales y molestas y que dependen del volumen abdominal alcanzado durante el embarazo y las prácticas realizadas. Según estos factores, se sufrirá en mayor o menor medida la diástasis y sus consecuencias después del parto:

Ahí lo dejo!

Y con esto y un bizcocho, hasta mañana a las 8!

beso

PD: Mañana sábado publico una entrevista a una #MamáEmigrante que me encanta, Beatriz Masilla de @tengounplanBeatriz

Estad pendientes!!

Suscribete! (1)

12 Comments

  • veronicapero

    No importa lo que los demás digan u opinen, lo verdaderamente importante es cómo te sientas tú. Si tú eres feliz, todos a tu alrededor lo serán porque perciben ese buen rollo. Felicidades
    Misdosyyo

  • Themamicam

    La diferencia es increible! Y mujer yo te apoyo! Jamas me he operado por miedosa, eres una valiente y te ves hermosa! Felicidades!

  • SOY MAMÁ MÍA!

    Wuao! Que confesionaza… la verdad que siempre las cosas pasan juntas. Lo importante es que todo al final tome su curso y estés bien. El cambio a medida de los meses es abismal. Eres una dura 🙌🏻🙌🏻

  • @funtastic.mom

    No tenía ni idea de todo lo que implicaba. Qué valiente haber aguantado por tanto tiempo. Te felicito por tomar el paso. La gente siempre buscará alguna oportunidad para criticar hagas o no hagas. Las cosas hay que hacerlas por uno y no por los demás.

  • 30 y... y mamá

    Yo estoy muy acomplejada de caderas, culo y piernas y siempre he pensado hacerme una Lipo pero luego me da miedo dar el paso … este post que trata este tema con tanta naturalidad lo humaniza, gracias!

  • Mamaenlaselva

    Me ha ENCANTADO tu post. Me siento muy identificada con que no estabas agusto con tu cuerpo, estoy en esa fase, llega otra vez el buen tiempo y temo enseñar las piernas. Me alegro que estes tan bien y tan animada, por dentro y por fuera. Besos

  • Norma

    Te vez genial!! Y asi debe ser no importarle el que diran ya que es lo que ices la envidia de querer y no poder.. Y Gracias a tu Blog ya estoy mas segura a dar el paso y me gustaria que si puedes me compartieran en que lugar y la experiencia de donde se quedo despues de la operacion.

    • admin

      Pues norma, yo alquilé un apartamento a 5 minutos de la clínica donde me operó la doctora a través de Airbnb.
      Tras la operación me recomendaron quedarme unos 25 dias para poder llevar el control y las revisiones y así lo hice. Estuve casi un mes en Bogotá,y cuando regresé ya estaba bastante estable y podía incorporarme y andar bien.
      Todo irá bien ya verás!
      Un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *