#mamáemigrante,  entrevistas,  experiencias

Entrevista a Nailet

Nailet es una médico venezolana de 36 años, casada y con dos hijas de 9 y 3 años que actualmente reside en Estados Unidos.

Así nos cuenta ella su experiencia:

Nailet

_______

¿Por qué tuvisteis que emigrar?

Principalmente por el deterioro de nuestro país por las razones ya conocidas mundialmente. Buscábamos estabilidad para nuestras hijas para que se desarrollasen en un entorno más seguro. Eso que llamamos bienestar.

________

¿Cómo fue el inicio de vuestra vida en el nuevo país? ¿Cómo fue para ti ese cambio?

De verdad yo me vine “sin querer queriendo”. Para mi era y es muy difícil dejar a mi mamá y mis sobrinos de 16 y 17 años que vivían conmigo, y no te puedo negar que esos primeros meses fueron de depresión y tristeza. Por otra parte, en este país conseguí aliento en algunas personas que nos ayudaron haciendo un poco más llevadera la situación de no conocer nada.

Del cielo a la tierra, despertar en tierra ajena sin tus apoyos de siempre es un reto. Al principio negada a hacer de esto una buena experiencia. Hoy, ya casi un año después, llegué a abrir mi mente y mi corazón y pude ver que algo bueno existe en esta experiencia, que por una razón o por otra, nos toca vivir.

 

_______

¿Qué es lo que más te costó de tu nueva vida?

Me costó mucho ver el lado positivo, ver que estar aquí me trae más ventajas que desventajas. Que sólo depende de nosotros llevar carga o hacerlo ligero.

_______

¿Qué es lo que más echas de menos?

Sin dudas a mi madre, mis sobrinos (que son como mis hijos) y el resto de mi familia. Mis afectos, que mis hijas pasen tiempo con sus abuelitos, con sus primos, el calor de la familia, …
 

_______

¿Cuántos años tenéis pensado quedaros?

Estimo que unos 5 años más. No me veo viviendo en este país definitivamente, a menos que pudiera traer a mi familia.

_______

¿Qué consejo le darías a otras mujeres como tú que tienen que emigrar o han emigrado?

Paciencia, fe y agradecimiento. Darle tiempo a los niños a encajar y respetar sus ritmos, sobretodo, si vienen a un país donde el idioma es distinto al natal.

Amor sobre todas las cosas. No negarnos a conocer el país, la ciudad, la cultura, la comida… Eso te hará aceptar donde estás o donde decidiste vivir el tiempo que dure la experiencia.

Aprendí que está en nuestras manos hacer que sea bueno o malo.

 

separador (1)

Como dice Nailet, es muy difícil ver que tus hijos no pueden pasar tiempo con los abuelos y familiares cercanos, pero siempre hay que ver el lado positivo de la situación.

Si queréis conocerla un poco más podéis echar un vistazo a su cuenta de Instagram @cnailet

 

Si como Nailet quieres contar tu historia, contacta conmigo aquí

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *