bebes,  embarazo,  información

Hiperémesis gravídica

Hoy os quiero hablar sobre una afección que se produce durante el embarazo y que no conocía hasta hace unos días.

Cuando nos quedamos embarazadas, la hormona GCH (gonadotropina coriónica humana) se libera a través de la placenta y, al aumentar en la concepción, es la responsable de que tengamos esas nauseas e incluso vómitos, normalmente, los primeros 3 meses del embarazo.

Pero para convertirse en afección es cuando esos vómitos y nauseas no persisten durante todo el embarazo y son muy constantes.

Eso es la llamada Hiperémesis gravídica.

Hiperémesis gravídica.jpg

Las mujeres que la sufren pueden perder entre un 5% y un 10% de su peso y eso puede afectar al feto ya que no recibe los nutrientes necesarios para su desarrollo.

Además esta afección produce deshidratación, dolores de cabeza, confusión, disminución de la micción, fatiga e incluso ictericia.

Normalmente tienen más propensión a sufrirlo mujeres que tengan embarazos múltiples o embarazo molar (que es un error durante la fecundación del espermatozoide en el óvulo creando un “falso embarazo” y produciendo un crecimiento irregular de la placenta). Pero en embarazos de un embrión sólo lo padecen entre un 0,5 y un 2% de las embarazadas, así que no es algo normal que ocurra.

SÍNTOMAS

  • Nauseas constantes
  • Vómitos persistentes ( 4 o 5 al día o más en casos extremos)
  • Mal estar general
  • Cansancio extremo
  • Pérdida de peso
  • Presión arterial baja

Si se presentan estos síntomas debemos remitirlo a nuestro doctor/a para que sea tratado lo antes posible ya que una severa deshidratación puede conllevar graves problemas.

TRATAMIENTOS

En la situación que se encuentra una embarazada no se aconseja suministrar ningún tipo de medicamento pero en los casos más extremos se pueden recetar metoclopramida o medicamentos antirreflujo.

Se sugiere reposo total y una dieta alta en líquidos y en pequeñas cantidades, aumentando el total de comidas al día.

El doctor/a nos indicará qué alimentos tomar y cuales evitar.

En casos severos se necesitará hospitalizar a la paciente para suministrarle suero por vía intravenosa.

EFECTOS EN EL FETO

No he encontrado nada que diga que el feto puede sufrir algún tipo de malformación o problema, excepto casos que pueden presentar bajo peso al nacer. Pero esto no tiene que ocurrir si se controla a tiempo.

eco.jpg

Y según he descubierto, las mujeres que sufren esta condición tienen menos probabilidades de sufrir abortos ya que, como se suele decir, cuantos más síntomas, más hormonas y significa que el bebé está bien sujeto y en geniales condiciones 😉

 

Así que si estáis en estado de gracia, como se decía antiguamente, y notais alguno de los síntomas, sobretodo los vómitos excesivos, no dudéis en comentarlo con vuestra matrona o doctor/a para estar seguros de que no sufrís hiperémesis gravídica.

Yo sólo os puedo dar ánimos y desearos que pronto pare ese malestar y que llegue el momento de disfrutar de ese momento tan mágico que es estar embarazada.

 

Este post se lo dedico a una persona muy especial, mi querida Rosa. Espero que todo pase rápido y mejores pronto! 

 

Feliz miércoles!

beso

 

 

18 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *