experiencias,  familia,  hijos,  maternidad

La vuelta al cole

Tras una merecidas y deseadas y necesarias vacaciones del blog y a lo que su desarrollo y ampliación supone, vuelvo con las pilas cargadas como si fuera la vuelta al cole y me pongo a crear contenidos nuevos.

¿Qué tal está iendo el verano? ¿Deseando que empiecen vuestros hijos el cole?

Aquí en Curacao, o al menos en el International School, empezaron el colegio el pasado jueves 8 de agosto, aunque lo terminaron un poquito antes que en España, el 18 de junio. Pero aun así son unas vacaciones más cortas que en muchos países y eso es de agradecer.

Es increíble como cambia la perspectiva de cuando eres niño a madre. Cuando eres niño estás deseando que lleguen las vacaciones y tirar la mochila al fondo del armario sin mirar atrás, y en cambio, cuando ya eres madre te pasas el último mes de colegio buscando un cole de verano para que tus hijos estén entretenidos y tú no tengas que ir suplicando a familiares y amigos que se queden con ellos.

Eso sí, el primer día de colegio se disfruta por igual cuando eres adulto o niño, con alegría, uno porque quiere volver ver a sus amigos y otro porque por fin vuelven a la rutina.

Encatena - Tu plataforma de content marketing

Nosotros, por tercer año, hemos enviado a Carlos a España a pasar el verano con sus abuelos, y, aunque lo hemos echado mucho de menos, sabemos que lo disfruta al máximo y los abuelos se quitan el mono de nieto un mes y medio.

Paula por el contrario aún es pequeña y «absorbente» como para dejársela también a los abuelos. Eso ya no sería tan disfrute para ellos jajajajaja. Y mi marido y yo ¿qué haríamos un mes y medio sin hijos?

ABURRIRNOS!!!! Si señoras y señores, aburrirse es un lujo que no se tienen cuando se es madre y un poquito de aburrimiento en tu vida no es malo.

Así que ya estamos de nuevo en la rutina de cole, extra escolares y la agenda llena de sus eventos y «play dates» (citas de juegos), que aquí es algo que se estila mucho. Una mamá propone que una tarde le lleves a los peques a su casa para que jueguen y tu relajarte, y otro día te toca a ti. El tema es que yo prefiero quedarme también en la casa y asi «juego» yo con mis amigas 😉

Y tras esta parrafada sin mucho jugo me despido hasta el próximo post que vendrá con un poquito más de salsa y contenido.

Feliz verano!

Vertbaudet ES

Autora de Cómo ser mamá Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *