bebes·postparto·recomendaciones

Recuperación tras el parto

Hoy os quiero hablar de un tema que me viene al pelo, y es la recuperación y el ejercicio tras el parto, ya que es algo en lo que estoy metida al 100%.

Cualquier mujer que haya sido mamá estará deseando volver a ponerse esos vaqueros ajustados que tan bien le quedaban, y para eso señoras, PACIENCIA! (es una palabra que me encanta jeje)

Como bien dice una amiga, directora de Mamifit Mallorca:

“Un buen preparto es el mejor postparto”

Y esa es la verdad! Si realizamos el ejercicio indicado por profesionales durante el embarazo será más fácil volver a recuperar nuestra forma física tras el nacimiento de nuestro bebé. Siempre acompañado, por supuesto, de una buena alimentación.

Mamifit es un muy buen ejemplo de donde acudir para realizar dichos ejercicios en el preparto y postparto.

logorm

“En MAMIfit creemos y sabemos que no hace falta separarte de tu bebé para ponerte en forma después de haber dado a luz. En las clases de MAMIfit las madres y futuras madres pueden compartir experiencias y situaciones similares con otras madres, a la vez que están acompañadas de sus bebés y se ponen en forma. Es una etapa de la vida que nunca olvidarán. Y siempre les acompañarán imágenes que retratarán lo bien que lo pasan durante su recuperación postparto y su puesta a punto para el parto.
Esta es la mejor manera de evitar y combatir con la depresión postparto.”

http://www.mamifit.es/

Durante el embarazo de Paula estuve tomando clases de gimnasia específica para mi estado con Cristina Cuesta, directora de Mamifit Mallorca. Además de ayudarme con el estado físico me ayudó mucho con mi estado mental porque además de ser entrenadora se está preparando para doula y me podía resolver cualquier duda. Además que son clases grupales y no hay nada como estar rodeada de otras en tu mismo estado para poder desahogarte o hablar de los temas que nos interesan en común.

Pero en lo que me quiero centrar más ahora es en la recuperación tras el parto.

running-498257_960_720

Durante el embarazo el cuerpo de una mujer cambia interior y exteriormente.

Lo que a muchas nos preocupa más es la zona abdominal ya que tras 9 meses acogiendo a nuestro bebé puede que haya crecido unos “cuantos centímetros”

¿CUÁNDO SE PUEDE EMPEZAR A HACER EJERCICIO?

La recomendación es esperar la cuarentena (de mes y medio a dos meses) para empezar a hacer algo de ejercicio. Pero mientras podemos ir haciendo algunas cositas. Siempre bajo el consentimiento de nuestra matrona o ginecóloga/o.

  • Kegel para fortalecer el suelo pélvico: estos ejercicios nos ayudarán a trabajar nuestro suelo pélvico para que se recupere y, en algunos casos, prevenir la incontinencia urinaria.
  • Estiramientos suaves: podemos fortalecer suavemente nuestros brazos para estar preparadas para esos maravillosos momentos que cargaremos al bebé.

¿QUÉ EJERCICIOS PODEMOS HACER PASADA LA CUARENTENA?

Una vez que nuestro cuerpo esté ya preparado para la actividad física podemos empezar de una manera muy suave y progresiva a hacer ejercicio.

  • YOGA O PILATES: nos ayudarán a tonificar nuestra musculatura y a mantener las articulaciones flexibles.
  • CAMINAR: andar se recomienda siempre para cualquier tipo de personas, hayan tenido o no un bebé. Intentar ir andando a los sitios sin coger el coche, dejar el ascensor y subir las escaleras,…
  • NATACIÓN: uno de los deportes más completos.
  • PESAS: podemos ir fortaleciendo nuestros brazos y la zona pectoral.
  • KEGEL: es fundamental seguir practicando ejercicios Kegel durante un periodo prolongado para asegurarnos un suelo pélvico bien trabajado.
  • GIMNASIA HIPOPRESIVA: ayuda a reforzar la faja abdominal, reducir cintura y reeducar la postura.hipopresivoslalaguna

 

En mi caso y debido al volumen de mi barriga durante ambos embarazos me ha quedado una diástasis o separación de los rectos de unos 3 centímetros.

¿Por qué os cuento esto?

La gimnasia hipopresiva está muy indicada para este tipo de trastornos ya que realizamos “abdominales indirectamente”.

 

1366_2000.jpg

En este artículo explica qué es la diástasis y cómo solucionarla.

“El signo más evidente de la diástasis de los rectos abdominales es una tripita que puede colgar y que no disminuye pasados unos meses. Pero hay otros posibles síntomas de la diástasis de los rectos abdominales: la incontinencia urinaria, los dolres lumbares y además las malas digestiones con gases o estreñimiento.

Vamos a ver de lo que hablamos, es la separación del músculo recto del abdomen como consecuencia de un daño en el tejido conectivo, causado por un aumento de peso, la realización de abdominales clásicos con una hiperpresión en el abdomen, la gestación, partos complicados y/o cesáreas, el estreñimiento, etc. Esta diástasis da un aspecto externo de piel flácida y descolgada, ya que la pared abdominal no protege los órganos internos y puede ser la causa de dolores lumbares por cambios de la estática postural y/o problemas digestivos al tener en diferente disposición todas las vísceras.

Un 66% de las embarazadas tienen diástasis, en el tercer trimestre. Esta situación puede que no se resuelva espontáneamente en el postparto e incluso se mantenga por varios años si no se interviene para corregirla.

Durante el embarazo se producen una serie de cambios hormonales como son el aumento de la relaxina, progesterona y estrógenos, los cuales alteran la composición del colágeno presente en los tejidos y que es necesario a la hora del parto; y hace que se debilite el tejido conectivo que une los dos rectos abdominales.

A esto tenemos que añadir el aumento del volumen uterino, el aumento de la presión abdominal, el cambio del eje del cuerpo y la modificación de la pelvis aumentando la lordosis lumbar. Todo esto también afecta al suelo pélvico y se ve afectado, como consecuencia de ello aumenta la incontinencia urinaria y se puede escapar el pis al toser, estornudar, correr, etc.

Lo bueno, es que la diástasis se puede mejorar y es reversible, puedes volver a tener un vientre más plano que el de ahora y eliminar los problemas digestivos, lumbares y de suelo pélvico si los tienes.

Los abdominales clásicos están totalmente contraindicados en caso de diástasis abdominal, lo que tienes que hacer es fortalecer el transverso del abdomen y sujetar tus abdominales con una faja especial que ayuda a cerrarlos. En unas semanas de ejercicios continuados y con la ayuda de la faja podrás disminuir esos centímetros de más que se han quedado en tu abdomen y te impiden ponerte la ropa anterior al embarazo.”

https://www.bebesymas.com/postparto/pregunta-a-la-matrona-que-es-y-como-solucionar-la-diastasis-de-los-rectos-abdominales

Si creéis que sufris diastasis lo mejor es ir a que un profesional lo analice y os de las pautas a seguir en caso afirmativo.

Yo debo reconocer que la práctica diaria de hipopresivos me ha ayudado muchísimo.

Si quieres te puedes unir al grupo de facebook “Luchando contra la diastasis

 

Espero que os haya gustado!

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s