#mamáemigrante·entrevistas·familia

Entrevista a Beatriz

 

Hoy me hace mucha ilusión esta entrevista porque me tengo que declarar fan de esta super #MamáEmigrante.

Ella es Beatriz Mansilla y es española, de Madrid o como ella me dice:

“Soy de Madrid, al igual que mis dos hijas, Aurora y Eloísa, aunque mi marido intenta convencerlas de que en su corazón son de La Coruña, como él. Pero no cuela, somos tres castizas contra el rapaz”

Estudió ADE en la Universidad Autónoma de Madrid, hizo sus prácticas en EDF en Francia (es como la Endesa de Francia cuando era una empresa pública) y estudió un curso de postgrado en la Colorado School of Mines.

Actualmente reside con su marido y sus dos preciosas hijas en Houston, Texas.

Vamos a ver qué nos cuenta!

beatriz mansilla

_______

¿Por qué tuvisteis que emigrar?

En realidad no “tuvimos” que emigrar. Estuvimos muchos años esperando y trabajando para que se diera la oportunidad adecuada para poder irnos a vivir una experiencia internacional. En el trabajo de mi marido surgió la mejor oportunidad y no lo dudamos. Yo había vivido antes en el extranjero, en Francia sola y en EEUU con mis padres y hermanos, y soy muy consciente de lo mucho que me ha aportado a mi manera de comprender el mundo el hecho de haber tenido estas experiencias. Y queríamos poder dar esta oportunidad a nuestras hijas y queríamos hacerlo como familia.

________

¿Cómo fue el inicio de vuestra vida en el nuevo país? ¿Cómo fue para ti ese cambio?

Como te decía, yo cambié de país siendo “la hija” de mis padres, y ahora me doy cuenta de lo diferente que es un cambio de esa magnitud cuando eres “la madre”. Nunca les agradeceré a mis padres lo suficiente el esfuerzo que hicieron porque en aquella época además no había Internet y conseguir entender tantas diferencias culturales y cotidianas era mucho más complicado. Y además ellos no hablaban inglés!!
Fueron unos aventureros y consiguieron que para nosotros todo fuese muy fácil.
En cambio como madre, es más difícil de lo que puede parecer en un principio. Siempre digo que “poner en marcha una familia y una vida” en otro país lleva mucho esfuerzo y no consigues tener la sensación de que estás instalado y en casa hasta que no han pasado 6-9 meses.
Pero yo viví ese cambio, ese ajetreo y esa sensación de no saber ni por dónde te da el aire las 24h del día con mucha emoción y en un tono muy positivo. Era justamente esto lo que buscábamos, disfrutar de lo nuevo. Y a veces se hace cuesta arriba pero merece siempre la pena.
Para mí el mayor cambio fue dejar mi trabajo pero no lo eché de menos en absoluto. Llevaba muchos años llevando una vida muy acelerada en la que no me sentía centrada en nada y ahora tenía mi proyecto personal que era hacer de esta experiencia algo valioso y fructífero para nuestra familia. Y así me lo tomé y me lo sigo tomando.

_______

¿Qué es lo que más echas de menos?

Pues cómo es lógico a los míos. A nuestras sobremesas eternas en casa de mis padres después de comer los mejores manjares que existen.
Y tal vez el hecho de no poder compartir todas las cosas que veo y vivo que me llaman la atención aquí. Para eso me sirve mucho hacer las stories de Instagram, para plasmar todas aquellas cosas que antes veía y pensaba “ay esto cuando lo cuente les va a llamar la atención” Porque después la realidad es que cuando te ves con las personas que llevas tiempo echando de menos no te paras a contar esos pequeños detalles. Pero ahora lo hago y me gusta saber que puedo compartir así mi experiencia de descubrir cosas nuevas.

______

¿Qué es lo que más te costó de tu nueva vida?

Tal vez ha sido el ver a mis hijas sufrir por no tener cerca a la familia. Ver cómo echan de menos a mis padres y cómo piensan en ellos me parte el corazón a veces. Saber que les adoran y que crecen sin ese cariño de abuelos en el que mis padres son especialistas además. Pero por otro lado, ver que les quieren tanto me hace sentir que hemos hecho bien nuestro trabajo de sembrar ese amor y ese vínculo familiar y que por lejos que estemos no se está perdiendo ni un poco.

_______

¿Cuántos años tenéis pensado quedaros?

Esa pregunta es siempre muy difícil de responder para un expatriado. Los expats estamos como los soldados, listos para que nos destinen a un lugar u otro en cualquier momento y sin mucho aviso. Así que todo depende de lo que nos depare el trabajo de mi marido. Lo que sí sabemos es que si no es para quedarnos aquí, no hay muchos otros destinos que a priori nos interesen así que si está aventura se acaba volveríamos a España. Aunque nunca se sabe…

_______

¿Qué consejo le darías a otras mujeres como tú que tienen que emigrar o han emigrado?

Que se lo tomen con calma. Que no pretendan sentirse como si llevaran toda la vida viviendo allí al cabo de 3 semanas. Que se den tiempo. Que si tienen hijos les observen. A veces para los niños en según qué edades estos cambios son difíciles, y no siempre son capaces de expresarlos. Y con todo lo que tenemos encima a veces se nos pasan por alto pequeñas señales.
Pero en general, a cualquiera que esté dudando si emigrar o no, yo le diría que no se lo piense. No hace falta tener un motivo especial. Siempre recordaré cuando les contamos a nuestra familia que nos íbamos a ir a vivir a Houston y gran parte de ellos, mis tías sobre todo, nos miraban como con pena, como si estuviéramos comunicando una desgracia. Nosotros tratábamos de hacerles entender que nos íbamos porque era lo que queríamos hacer e intentábamos explicar los motivos: para que las niñas aprendan inglés, para prosperar profesionalmente…. y uno de mis tíos nos cortó el discurso y dijo: “No hace falta dar explicaciones, hay que irse porque el mundo es muy grande, y no querer conocerlo es el mayor error”

 

separador (1)

 

Debo remarcar la frase de su tío porque es genial “No hace falta dar explicaciones, hay que irse porque el mundo es muy grande, y no querer conocerlo es el mayor error

Yo recuerdo que mi familia tampoco se lo tomó muy bien (sobretodo mi madre) y mi padre me dijo también una frase de esas lapidárias “Si te vas que sea para mínimo 2 años, no para 6 meses y hacer que valga la pena” jajaja Y ya llevamos 4 años…

No hay que tener miedo a los cambios y, si se dan, sobrellevarlos con positividad y optimismo.

Si queréis conocerla un poco más y aprender nuevas recetas riquísimas, podéis seguirla en sus redes @tengounplanbeatriz

 

Si como mi tocaya Beatriz quieres contar tu historia, contacta conmigo aquí

 

 

Suscribete! (1)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s