Salud

Receta de bolitas de proteína

¿Cuántas veces vuestros hijos os piden un dulce al día? Los míos siempre piden eso como recompensa por haberse comido toda la comida en el cole, y cansada de comprar cosas con harinas refinadas y gran cantidad de azúcar empecé a probar una bolitas de proteína (bastante sanitas) que les quitan la gula de dulce.

Se llaman bolas de proteína o energy balls (bolas de energía) porque suelen llevar crema o mantequilla de cacahuete que es una gran fuente natural de proteína, sobre todo si usamos una 100% natural sin azúcar.

Aquí os traigo la receta que nosotros usamos, y os comparto algunas más para que tengáis diferentes versiones y elijáis la que más os gusta.

Receta de Bolas de proteína

Esta receta que yo uso es de Gimme Some Oven y es la que más nos gusta, además es muy fácil de hacer.

Ingredientes

Proceso de elaboración

Mezclamos todos los ingredientes en un bol y removemos hasta integrarlos todos. Una vez que la masa está homogénea lo tapamos y dejamos enfriar en la nevera una o dos horas.

Pasado ese tiempo sacamos la masa y podemos empezar a hacer bolitas con las manos.

A nosotros nos gusta meterlas en el congelador porque así duran más (pueden aguantar hasta tres meses bien envasadas), y cuando queremos una la sacamos y en cinco minutos está lista para comer y saborear.

Variaciones de receta de bolas de proteína

Bolitas de proteína energéticas

Una variante pare realizar la receta puede ser el tipo de edulcorante que utilicemos, en este caso usa dátiles para endulzar las bolitas y además añade más tipos de frutos secos como almendras y avellanas.

He probado y a mis hijos no les gustan los dátiles ni aunque los triture entre todos los demás ingredientes, así que os la dejo por si a los vuestros sí les gustan.

Bolas con toque francés

Leyla nos da una receta con aceite de coco, almendras troceadas y también usa dátiles para endulzarlas.

Bolas con arándanos

Una muy buena manera de darle ese dulzor a este tipo de bolitas de proteína puede ser con fruta deshidratada como en este caso que usan arándanos. Para endulzarlo más usa sirope de arce que es un sirope melado que viene de Canada y aporta la mitad de calorías que el azúcar refinado.

Fijaos que también le pone un poquito de sal, y es que dicen que la sal ensalza el sabor del chocolate, así que en esta receta es ideal ponerle esa chispita de sal.

Tengo que probarla aunque sea sólo para mi!

Cón plátano

Esta receta es un gran descubrimiento sobre todo porque a veces no se qué hacer con los plátanos que ya están un poquitos negros y los niños no se los quieren comer porque “están feos”.

Saray le agrega un poco de canela que queda perfecta con el plátano y almendras crudas para darle toque crunchy.

Con albaricoque

Seguimos con recetas de bolitas de proteína con frutas, esta vez con albaricoque.

Una vez mezclados todos los ingredientes en el procesador de alimentos, forma las bolitas y las empana con el coco rallado que ha reservado. Buen toque!

A lo loco con el coco

Una receta en la que la mayoría de ingredientes son de coco; aceite de coco, leche de coco, azúcar de coco, harina de coco… y un poquito de coco rallado de toping ;P

En este caso se usa chocolate blanco que no es tan saludable como el chocolate negro porque tiene más manteca que cacao, pero cada uno lo puede hacer con el chocolate que más le guste, e incluso sin chocolate.


Un regalo perfecto

Como veis esta reserva tiene muchas variantes y se puede hacer de muchas maneras diferentes, todo al gusto del cocinero y del consumidor, con chocolate, con fruta, endulzado con dátiles o sirope, con diferentes frutos secos, etc, una receta muy versátil.

Al tener una base más o menos común de mantequilla de cacahuete o algún fruto seco y avena podemos ir haciendo pruebas hasta encontrar la bolita de proteína que más nos guste.

Incluso son ideales para hacer un regalo con doble detalle, que es algo rico y está hecho en casa con amor.

Podemos darles color en función de los ingredientes que usemos, los hay con te matcha, con frutos rojos, con semillas de amapola, frutas o verduras, y podemos crear maravillas como la que os dejo en la siguiente imagen.

Yo cuando tengo ganas de algo dulce, sobre todo después de comer, me cojo una bolita de proteína y me doy el gusto con la conciencia tranquila, porque están elaboradas con alimentos naturales y productos poco procesados.

Espero que os atreváis a probar alguna de estas recetas porque estoy segura que os van a encantar.


Si queréis comprar algunos de los ingredientes que se usan en estas recetas podéis pinchar en cada imagen para enlazar con la página de compra.

Si te ha gustado, comparte!

Autora de Cómo ser mamá Blog

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *